Si, y considero que es imprescindible hacer "deberes" entre sesión y sesión. Cada una de mis sesiones de Coaching, sea individual o sea grupal, empieza con tu feedback sobre los deberes que hayas hecho y acaba con otros deberes para hacer para la próxima sesión. Siempre están pautados con tu consentimiento y se adaptan a tu ritmo y a tu proceso. 
Lo que llamo "deberes" son ejercicios muy variados, pero casi todos requieren que quede huella (por escrito, por audio, ...). La mayoria de veces son reflexiones, registros, cartas, apuntes, lecturas, dibujos,... Y están diseñados para que te ocupen entre 10 minutos y máximo 45 minutos a la semana. 

Son imprescindibles porque llevan a la toma de consciencia y permiten que evoluciones más rápido entre sesión y sesión.

De está manera obtendrás resultados de manera más rápida y te darás cuenta que el coaching tiene sus efectos entre las sesiones más que durante las sesiones! Los deberes permiten plasmar lo vivido durante una sesión. 

Cuidado, no hay que confundir los deberes con los planes de acción que también cierran cada una de mis sesiones.

Share
Documento sin título