El Coaching presencial y el coaching por teléfono o por Skype son dos experiencias diferentes pero que llevan a los mismos resultados: son procesos transformacionales y profundos.

El Coaching por teléfono tiene muchas ventajas. Por ejemplo para la gente que realmente tiene una agenda muy apretada, el coaching por teléfono le permite obtener resultados inesperados sin restarle mucho tiempo. También es una fórmula idónea para las personas que se encuentran lejos fisícamente. Este es el caso de muchas personas que me contactan a través de clientes que han acabado un proceso de coaching conmigo de manera muy satisfactoria.

La decisión de hacer coaching por teléfono o presencial es una decisión muy personal. Hay personas que necesitan estar acompañadas de manera física para sentirse más cómodas y en confianza. Sin embargo otras no lo necesitan e incluso prefieren una cierta distancia para poder confiarse más. Actualmente diría que hago el 70% de mis sesiones presenciales y el 30% por teléfono y puedo asegurar que no existe diferencia en cuanto a los resultados obtenidos por ambos colectivos.

De momento no propongo talleres grupales de Coaching por Skype pero es otra posibilidad a la cual me estoy preparando.

Si aun tienes dudas sobre el Coaching por teléfono o Skype, contacta conmigo para probarlo de manera gratuita y podrás tomar la decisión que mejor te parezca.

Share
Documento sin título