Existen varios factores para saberlo, depende sobre todo de cuanto preparado y dispuesto estás para el cambio y esto quiere decir cuanto tiempo y energía estas invirtiendo en tu proceso de coaching y principalmente en la realización de las tareas y planes de acción que te fijas durante tus sesiones.

Si te implicas plenamente en el proceso, seguro que los cambios llegarán de manera muy rápida y harán el efecto bola de nieve = Acción = Cambios = Resultados = más Motivación = más Acción = más Cambios... hasta podrías llegar a sentir momentos de sorpresa en los cuales todo cambia a tu alrededor y en todos los ámbitos!
Y recuerda que una de las misiones del coach descrita en el código ético, es que el cliente se vuelva independiente y autosuficiente lo más rápido posible y no crear una relación de dependencia, lo cual lleva el coach a la máxima eficacia.

 


Share
Documento sin título